Postura sobre la cabeza – Sirshasana

Sirshasana también conocida como la postura sobre la cabeza, es una asana que entra dentro de las invertidas.

En esta posición de yoga nos quedamos completamente rectos apoyados sobre la cabeza y codos, con las piernas elevadas hacia arriba.

 

Significado de la postura sobre la cabeza

El nombre de sirshasana viene de las palabras en sánscrito sirhsa (cabeza) y Asana (postura).

Este ejercicio de yoga, es una postura avanzada, y es una de las invertidas más conocidas, que se realizan en muchos tipos de yoga.

Imagen de la Asana sobre la cabeza

Postura sobre la cabeza
Photo by Pablo Sandoval

Como hacer  la postura sobre la cabeza paso a paso

Entrar en la postura sobre la cabeza

  1. Nos ponemos en el suelo de rodillas y ponemos los codos apoyados en el suelo justo debajo de los hombros. 
  2. Agarramos con la mano derecha el codo izquierdo y con la mano izquierda el codo derecho. Esto lo hacemos para medir la distancia justa para colocar los codos.
  3. Llevamos las manos hacia adelantes y entrelazamos los dedos, dejando los codos donde están. Y luego colocamos la cabeza entre las manos, llevando la coronilla apoyada al suelo.
  4. Subimos las caderas y estiramos las rodillas, tu cuerpo se queda como una V inversa. A partir de ahí empiezas a dar pasitos hacia delante levantado un poquito mas las caderas, hasta que se eleven y se quede a la altura de tu cabeza.
  5. Una vez ahí, con fuerza en los brazos y en el abdomen, con las rodillas flexionadas, elevas las piernas sin bajar las caderas.
  6. Si aguantas esta postura, manteniendo el equilibrio, eleva las rodillas hacia arriba dejándola todavía flexionadas.
  7. Por último, solo te queda estirar las rodillas llevando las piernas hacia arriba.
  8. Ya estás en la postura. Ahora solo te queda mantenerte en ella sin olvidarte de respirar con inhalaciones y exhalaciones profundas por la nariz.

Antes de explicar a realizar esta postura de yoga para hacer en casa, hay que tener en cuenta unas advertencias. No hay que realizarla si padecemos de alta tensión sanguínea, desprendimiento de retina, o problemas o dolores en la cervical.

Y si no la has practicado nunca, las primeras veces no la practiques sin supervisión, para evitar lesiones. 

Hay que tener en cuenta que es una figura de yoga que requiere mucha práctica, y fuerza suficiente en los brazos y en la zona abdominal para no sufrir ninguna lesión. 

Salir de la postura sobre la cabeza

Para salir de esta posición, tenemos que hacer exactamente lo mismo que hicimos cuando entramos en la postura.

Flexionamos las rodillas, bajamos los pies al suelo con fuerza abdominal, posteriormente las rodillas las llevamos al suelo suavemente y bajamos la cadera al suelo.

Tener en cuenta que al estar boca abajo, y llevar sangre a la cabeza, si nos ponemos de pie bruscamente nos podemos marear. Así que hay que levantarse lentamente.

Variante de la postura sobre la cabeza

Si entras a Shirshasana con facilidad, te damos unas 3 variantes. Una para entrar, otra durante la postura y otra para salir.

Hay que destacar que estas variantes son de una intensidad muy alta, así que escucha tu cuerpo y no fuerces los movimientos.

Variante 1: Para entrar en la postura, a la hora de levantar los pies, hazlo sin flexionar las rodillas. Con mucha fuerza abdominal y con las piernas estiradas, elévalas hacia arriba. Entre más lento más intensidad y más trabajas el abdomen.

Variante 2: Cuando estés en la postura, juega con tus piernas para mejorar tu equilibrio. Puedes abrirla hacia los lados, volver al centro, llevar una hacia adelante y otra hacia detrás, volver al centro. Lo que se te ocurra, se creativo. Siempre con el abdomen activo.

Variante: Para salir de la postura, baja los pies completamente estirados hacia el suelo muy lentamente. Aguantando unos segundos con las piernas a 90º antes de bajarlas por completo.

 

Beneficios de la postura sobre la cabeza

Los beneficios que se obtienen con la práctica de la postura sobre la cabeza son los siguientes:

  • Al ser una postura de yoga invertida, hace que el cerebro reciba riego sanguíneo, por lo tanto lo oxigenamos.
  • Podemos conseguir una mayor concentración en nuestro día a día.
  • Mejoramos el equilibrio en tu cuerpo.
  • Fortalecemos hombros, abdomen y cuadricep.
  • Mejora la circulación sanguínea de nuestro cuerpo.
  • Aumenta nuestra autoconfianza.
  • Calmamos la mente y nos liberamos del estrés poco a poco.
Postura sobre la cabeza
Photo by Pablo Sandoval

 

Si te ha gustado este post puedes dejarnos un comentario dándonos tu opinión,  y si estás interesado en conocer y aprender más posturas de yoga puedes entrar en nuestra página, Posturas de Yoga

Si quieres saber más sobre yoga, puedes entrar a nuestra página inicial de yogi viajero, donde encontrarás mucha más información.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *